Nace AcroArt, escuela de pole dance y acrobacia aérea

El centro, ubicado en Cardedeu, está impulsado por la gimnasta y nadadora colombiana Jéssica Molina

Contingut publicitari

Nace AcroArt, escuela de pole dance y acrobacia aérea
Nace AcroArt, escuela de pole dance y acrobacia aérea

La acrobacia aérea es una disciplina que combina el ejercicio muscular y mental con la danza, mediante el entrenamiento de la fuerza, elongación y coordinación en diferentes aparatos aéreos como el aro, las telas, el trapecio y el pole dance. Su práctica permite mejorar la flexibilidad, incrementar la fuerza y mejorar el estado anímico, al dejarse llevar por la música y la imaginación a la hora de crear tus propios movimientos. Por otra parte, el pole dance nació en la India donde se practica en un palo de madera mas ancho que el que podemos encontrar en las escuelas donde se enseña esta disciplina.

Estas dos actividades deportivas centran la enseñanza de AcroArt, centro inaugurado este año en Cardedeu que dispone de unas amplias instalaciones que comprenden una gran sala de acrobacia aérea, una moderna estancia equipada con barras para la formación en pole dance, un gimnasio con una zona de peso libre con máquinas y una de musculación y vestuarios para hombres y mujeres.

Su impulsora es la colombiana Jéssica Molina, profesora de acrobacias aéreas y pole dance, con una dilatada trayectoria deportiva que empezó a la temprana edad de 8 años en su país natal. Compitió a nivel nacional en gimnasia deportiva, natación y, tras un periodo por diversos países de sudamérica, llegó a las Islas Canarias donde participó en espectáculos de telas aéreas y aro, y a formarse profesionalmente en pole dance desde hace siete años, especialidad en la que hoy en día aún compite a nivel nacional. Una larga experiencia que Jéssica pone ahora a disposición de todas la personas interesadas en aprender estos deportes tan hermosos, estéticos y creativos.

Entrevista a Jéssica Molina, impulsora de Acroart

–¿Cómo surge el proyecto de crear esta escuela?
–Siempre he soñado con transmitir y enseñar lo que he aprendido en mis años de entrenamiento. A los 8 años empezé a practicar gimnasia deportiva en mi país, llegando a competir a nivel nacional. Más tarde empezaría con las artes circenses y por último con el pole dance. Siempre he pensado que si se quiere se puede hacer realidad todo lo que nos propongamos sin que nos prive de ello ningún obstáculo, por muy grande que sea. De ahí surge la idea de crear un espacio seguro donde las personas interesadas en este tipo de deportes puedan disfrutar aprendiendo y realizando una práctica segura bajo la supervisión de profesionales.

–¿Qué variedades existen dentro de la acrobacia aérea?
–En nuestro local disponemos de diferentes disciplinas como por ejemplo aro aéreo, trapecio y telas. El pole dance que es una forma diferente de estar en las alturas ya que la barra no es aérea pero las figuras que realizamos pueden llegar a realizarse desde una altura de 4,5 metros.

–¿Quién puede practicar estas disciplinas y qué beneficios aporta para la salud?
–Cualquier persona puede ejercer estas actividades, ya que los límites nos los ponemos nosotros mismos. Dicho esto, me consta que para la salud nos aporta una mejoría en la posicion corporal, flexibilidad, tonificacion, fuerza y fondo, a la vez también trabajamos cerebro, sintiéndonos más jóvenes tanto por dentro como por fuera.

–¿Cómo se establecen las rutinas de aprendizaje?
–Dependiendo del interés del alumno; lo ideal para adquirir un avance en cualquier actividad acrobática son minimo 2 veces a la semana, para un total de 3 horas. Si la intención del alumno es competir o prepararse para algún espectáculo el entreno puede subir a 4 o 5 veces por semana, unas 6 u 8 horas en total. Los niveles se separan en basic (principiante), intermedio y avanzado.

–¿Con qué instalaciones cuenta la escuela para llevar a cabo esta formación deportiva?
–Tenemos una escuela especialmente alta que llega a los 10 metros de altura, donde colgamos todos los aéreos, las telas, los trapecios y los aros. Las barras de pole dance que tenemos son a nivel competitivo con una altura de 4,5 metros y el suelo de parqué con dos paredes largas con espejos que nos ayudan a la hora de realizar correctamente los ejercicios. La escuela dispone de tatami para practicar artes marciales (muay thai con nuestro profesor Soufian, campeón amateur pro de España), sacos de boxeo, un gimnasio de pesas y una sala grande que disponemos para alquilar, donde se podrian realizar actividades como yoga, ballet, contemporaneo u otras actividades.

ACROART | Ctra. de Dosrius, 216 | 08440 Cardedeu | 687 11 99 08 | info@acroart.es

Edicions locals